Invisalign: todo lo que necesitas saber sobre la ortodoncia invisible

Invisalign: todo lo que necesitas saber sobre la ortodoncia invisible

Invisalign es un tratamiento indicado tanto para adultos como para niños y permite corregir cualquier problema de alineamiento y mordida como los dientes apiñados, separados, sobremordida, mordida abierta o cruzada, entre otros. Este tratamiento de ortodoncia cuenta con múltiples ventajas, porque puedes comer y beber lo que desees, no duele ni provoca llagas o heridas y es prácticamente invisible. ¿Qué es Invisalign?   Este tratamiento está basado en unos alineadores transparentes que se renuevan cada dos semanas para que se adapten a la nueva posición que van adquiriendo los dientes. Existen cuatro versiones de Invisalign que comparten las características generales de esta ortodoncia pero cuentan también con unas especificaciones concretas según los casos para los que están indicadas: Ivisalign i7: se emplea para correcciones leves, algunas incluso casi imperceptibles. Por norma general, este se emplea para aquellas personas que ya han llevado ortodoncia pero no han usado los retenedores de forma adecuada y necesitan correcciones aisladas. La duración de este tratamiento es de hasta 7 meses. Invisalign Lite: para pacientes con malposiciones dentarias leves, Lite es el tratamiento de Invisalign más adecuado. También está indiciado para aquellas personas que han llevado ortodoncia, pero han sufrido recidiva con el tiempo. Aunque es necesario mover varios dientes. El tiempo de tratamiento es de doce meses. Ivisalign Full: esta modalidad es la más empleada porque corrige casos complejos como el alineamiento y la mordida. Normalmente el tratamiento tiene una duración de entre 18 y 36 meses. Ivisalign Teen: es la modalidad para adolescentes y es similar al anterior en cuanto a duración del tratamiento y corrección de problemas bucodentales. Pero, además, permite...
La importancia de reponer las ausencias dentales

La importancia de reponer las ausencias dentales

La ausencia de dientes en boca, tiene una importancia mayor de la que la mayoría de personas conoce. Poniendo un ejemplo, “si nos faltase el dedo de una mano, y lo pudiésemos reponer ¿lo haríamos?”. La respuesta más común es que sí lo repondríamos, pues con los dientes deberíamos pensar lo mismo. Y no, que como tenemos más dientes vamos a poder seguir comiendo de la misma manera. Aceptando la premisa, de que podremos seguir comiendo. Debemos saber que con el tiempo, acabaríamos teniendo una serie de problemas a nivel: de dientes, musculatura de cabeza y cuello, y en el aparato digestivo.  Y estos se podrán producir con la ausencia de un solo diente. Cuando nos falta un diente, se producen una serie de alteraciones que a medio largo plazo pueden desencadenar en una serie de problemas en nuestra salud bucal y de nuestro estado general. Desplazamiento de dientes. Los dientes que estén junto al hueco en el que teníamos un diente tenderán a inclinarse hacia ese hueco. Provocando que la zona de unión entre dientes no sea eficiente y por lo tanto se acumularán restos de alimentos aumentando el riesgo de padecer caries en esos dientes. Y problemas de masticación porque las superficies masticatorias de los mismos no están en la posición que corresponde por lo que la capacidad de triturar será menor. Los dientes antagonistas a ese hueco (el diente contra el que masticaba el diente extraído). Eso dientes tienden a salirse en busca del compañero que ya no está. Provocando que la unión entre dientes sea deficiente y que se acumule comida entre los mismos, aumentando...
PIDENOS CITA PREVIA
close slider

Pídenos cita a través de este formulario